CRÓNICA DÍA 15

CRÓNICA DÍA 15

11 de julio: Discernimiento de nuestro llamado

DespuésIMG_7608 de la oración y la aprobación del acta, la asamblea inició un debate sobre las misiones internacionales. Basándose en las sugerencias de las asambleas provinciales, los delegados participaron en mesas de debate sobre cómo animar estas misiones y proponer recomendaciones para su mejora.

Posteriormente, Danny Pilario, de la Comisión Central, analizó el proceso de la creación del documento final. Esta semana, la asamblea trabajará en pequeños grupos para discutir las tres partes del documento de trabajo y proporcionar información a la Comisión Central. La comisión de síntesis presentará su trabajo a la Asamblea en pleno para sus respectivos  comentarios. Por último, el documento final será presentado y aprobado. Además, cada conferencia continental también aprobará líneas de acción para su región en particular.

Con esto en mente, la asamblea trabajó en grupos para discutir la primera parte del documento en relación con la realidad en el contexto de hoy. ¿Cuáles son los aspectos positivos de nuestra realidad de hoy en día? ¿Cuáles son los principales retos a los que nos enfrentamos en la cultura moderna, y dentro de la misma Congregación?

Después del almuerzo, Marcelo Manimtim de Filipinas, que está a cargo de la comisión de síntesis con Orlando Escobar, de Colombia, resumió los resultados de la conversación de la mañana con respecto a los desafíos que enfrenta la Congregación hoy, teniendo en cuenta los desafíos internos y las realidades sociales. Este punto se abrió a comentarios y reacciones. Durante más de una hora varios hermanos tomaron la palabra para promover ideas y pensamientos sobre la primera parte del documento. Muchos señalaron la importancia de ofrecer esperanza e inspiración en el documento mientras reconocemos los desafíos, tanto internos como externos. ¿Cómo leer los signos de los tiempos para discernir la llamada de Dios para nosotros hoy? ¿Cómo celebramos 400 años del carisma? ¿Cuál es la Buena Nueva que llevamos a los pobres?

Después de un breve descanso, la asamblea volvió a reunirse en pequeños grupos de discusión          para otra pregunta del documento final: ¿Qué elementos fundamentales de nuestro carisma podemos fortalecer hoy para continuar la misión? Después de la discusión y discernimiento, la asamblea oró y dio por terminado el día, dando sus reflexiones a la comisión de síntesis.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Crónica Décimo Día (Portugués)

Crónica Décimo Día (Portugués)

asdfads

6 de julho: décimo dia: a solidariedade na CM

O novo Superior Geral, Padre Tomaž Mavrič, presidiu a Santa Missa desta manhã, convidando-nos, em sua breve homilia, a ser místicos da caridade, à semelhança de nosso fundador. No período da manhã, reuniram-se as cinco conferências continentais, com o objetivo de indicar as características indispensáveis aos Assistentes Gerais, o número ideal de membros para compor o Conselho e nomes de Coirmãos considerados aptos e disponíveis para desempenhar este ofício de estreita colaboração com o sucessor de São Vicente. As conclusões foram depois apresentadas em plenário. Sobressaíram alguns traços do perfil do Assistente Geral: sentido de fé, retidão, transparência, flexibilidade, discernimento, ardor missionário, sentido de pertença, etc. Congregados na sala magna, escutamos três apresentações a respeito do tema da solidariedade na Congregação: Padre Miles Heinen falou-nos da Oficina de Solidariedade Vicentina (VSO, em inglês), encarregada de captar recursos em distintas entidades, grupos e pessoas para subsidiar projetos das Missões e Províncias. Padre Joseph Agostino discorreu sobre um programa de formação permanente (WAM, em inglês), que oferece cursos de planejamento estratégico, elaboração de projetos e uso inteligente de recursos. Por fim, Padre Shijo Kanjirathamkunnel informou-nos sobre a Comissão de Justiça, Paz e Integridade da Criação, vinculada à União Internacional de Superiores e Superioras Gerais, como resposta da Vida Consagrada às demandas sociais e ecológicas de nosso tempo, especialmente às situações que ameaçam a dignidade humana e a harmonia entre as criaturas. Concluídas as exposições, alguns membros da Assembleia se manifestaram a respeito das iniciativas apresentadas. A Assembleia dedicou ainda algumas horas ao diálogo e aos esclarecimentos a respeito de dois projetos anteriormente apresentados para celebrar os 400 anos do carisma vicentino: missão internacional no norte da África e formação de seminaristas africanos em outros continentes. Ponderações, objeções e confirmações se misturaram, sem que pudéssemos chegar a decisões efetivas. O dia foi concluído com o cruzeiro fluvial oferecido aos delegados pela Universidade De Paul, responsável por toda a infraestrutura da AG 2016. Ocasião favorável à alegria da comunhão fraterna.

24393eec-7ae2-4341-b437-cf6ef5957878

CRONICA DEL RETIRO

CRONICA DEL RETIRO

mons

La gracia y el desafío del discernimiento

Hoy, 3 de julio tuvimos una provechosa mañana de retiro, guiada por Mons. Varghese Thottamkara, CM, que nos invitó a experimentar intensamente la Asamblea General como una oportunidad privilegiada para el discernimiento de la voluntad de Dios para la Congregación.

1. Después del oficio de Laudes, oímos atentos la primera meditación sobre el tema del discernimiento. Fieles a nuestra tradición espiritual, comenzamos contemplando el ejemplo de Jesucristo, en su búsqueda constante de discernimiento para realizar fielmente la voluntad del Padre que lo envió. Contemplamos también a San Vicente en su confianza en la Providencia y en su continuo esfuerzo por cumplir con la voluntad de Dios. Fuimos animados a entender y ejercer la práctica del discernimiento como sondeo de nuestras experiencias internas (pensamientos, emociones y deseos) para intuir en qué dirección nos orientan, qué decisiones, elecciones y compromisos nos inspiran, dónde se originan. Cuáles son los ímpetus que nos santifican y cuáles son las tendencias que nos desintegran y nos alejan de los designios de Dios, cuya voluntad es la plena realización de sus hijos e hijas en el amor. El predicador nos propuso algunas condiciones indispensables para el discernimiento, tales como:
a) Buscar la voluntad del Señor en la vida presente, en la sucesión de los acontecimientos y en la interacción con la gente;
b) Purificar la imagen que tenemos de Dios para reconocerlo en la revelación de su amor providente;
c) Dedicarse con perseverancia a la oración y a la contemplación;
d) Conocer y evaluar nuestra interioridad, con las intenciones, pensamientos y deseos que la habitan;
e) Tener en cuenta la realidad que nos rodea y las fuerzas que actúan en ella;
f) Liberarnos de las resistencias que nos impiden lograr lo que el Señor nos inspira (orgullo, miedo, ansiedad, resentimiento, ideas distorsionadas, etc.);
g) Practicar el amor fraterno en la acogida, en el servicio y en el perdón;
h) Aprender a enfrentar con paz las adversidades y los riesgos.

A estas estas ocho indicaciones generales, el Obispo Varghese añadió otras dos de carácter marcadamente Vicentinas: emplear nuestras cinco virtudes características en el proceso de discernimiento espiritual, y tener en cuenta los valores y exigencias de nuestra identidad específica de seguidores de Cristo evangelizador de los pobres en el camino de San Vicente. Transitando este camino, no vamos a ceder a la tentación de vivir en la superficialidad y la dispersión, asumiendo nuestras responsabilidades de cualquier modo, sin convicción, fuerza ni entusiasmo. Por el contrario, vamos a vivir y actuar con un sentido de la fe, con esperanza dinámica y amor incansable, buscando en todo agradar a Dios en el cumplimiento de la misión que se nos ha confiado.
A los movimientos que descubrimos en nuestro interior, necesitamos asociarlos a las percepciones que tenemos de la realidad social y eclesial que nos rodea, los signos de los tiempos, contemplándolos con los ojos de Jesús, mirada que favorece a los pobres, que se compadece de los enfermos y se muestra indignado contra el pecado, el egoísmo y la injusticia. Sólo una mirada iluminada por la fe y la realidad, puede, de hecho, suscitar en nosotros el compromiso por el Reino de Dios, llegando a ser más generosos, creativos y audaces en nuestras respuestas a las llamadas de los pobres y a las necesidades de la Iglesia.
El discernimiento al que somos llamados en una Asamblea General es de naturaleza colectiva. En él, de hecho, están involucrados nuestras disposiciones personales y comunitarias con el fin de descubrir lo que el Señor quiere de la Congregación en este momento de su historia. Esto significa que necesitamos asegurar algunos criterios básicos, tales como, por ejemplo, la consideración mutua, la disposición de aprender unos de otros, la búsqueda conjunta de la verdad, la renuncia a etiquetas y a juicios precipitados, transparencia y sencillez en la exposición de ideas, escucha respetuosa de todos, la disponibilidad de tiempo para reflexionar y ponderar, la construcción gradual de consenso, la confianza en el Espíritu que nos infunde sabiduría para el discernimiento y fortaleza para su aplicación práctica.

2. La segunda meditación se detuvo en el discernimiento requerido por nuestra Asamblea General 2016. En este punto, el predicador echó mano de la experiencia y de los conocimientos adquiridos durante sus años de pertenencia a la CM y de los servicios relevantes que prestó en el Consejo General y en su provincia de origen. Presentó a continuación algunos ámbitos de discernimiento contemporáneos para la Congregación, interpelándonos a asumir los criterios de Jesucristo, con el fin de que la Asamblea General pueda responder a las expectativas legítimas de la Iglesia, de los pobres y de los cohermanos. “Dejen que la persona de Cristo piense, reflexione y escuche a través de ustedes, para que puedan producir fruto que permanezca.” Para esto nos presentó algunas indicaciones, tales como:
a) Preguntarnos cuál es la voluntad de Dios para la Congregación en esta Asamblea, manteniendo la actitud de la oración, dejando que el Señor nos guíe, provoque y sorprenda, buscando en todo su gloria.
b) Preguntarnos qué esperan los pobres de nosotros, como sus misioneros y servidores, cuáles son sus necesidades más apremiantes, sus anhelos más profundos, sus esperanzas más auténticas.
c) Preguntarnos qué espera la Iglesia de nosotros, cuáles son las orientaciones de nuestras diócesis, permaneciendo abiertos al diálogo con sus instancias mediadoras (magisterio, jerarquía, etc.).
d) Preguntarnos lo que la Congregación necesita, penetrando en el corazón de San Vicente, escuchando a los cohermanos, buscando nuevas formas de preservar y promover el carisma, cultivando y actualizando el espíritu de nuestras Constituciones.

Nuestro hermano obispo propuso algunas actitudes apropiadas para una participación fructífera en la Asamblea General:
a) Ampliar nuestra visión de la Iglesia, los pobres y la Congregación, teniendo en cuenta la universalidad de la misión, las diferentes caras de la pobreza y el carácter internacional de la Compañía.
b) Purificar las ideas y conceptos que tenemos de los cohermanos con el fin de acogerlos en la fe, animarlos en la fidelidad y estimularlos en la misión.
c) Rechazar todo lo que se aparezca como contrario al discernimiento: pensamientos mezquinos, palabras imprudentes, actitudes interesadas, procedimientos unilaterales e influencias nocivas.

Por último, nos alentó a elegir al nuevo Superior General y su Consejo, teniendo en cuenta los retos, necesidades y prioridades de la CM para los próximos seis años, resistiendo al espíritu mundano de la búsqueda del propio interés (personal o colectivo). La pregunta que tenemos que hacernos es la siguiente: a partir de la información disponible, ¿cuáles de los COHERMANOS son los más indicados para animarnos a hacer frente a los retos que la Congregación tiene ante sí destacando la vitalidad de nuestro carisma misionero? Sería necesario volver a los criterios enumerados en la sesión de la tarde de ayer. Es importante que entre el nuevo Superior General, el Vicario y los asistentes, se valorice una complementariedad que garantice el intercambio de dones y de habilidades.

3. Concluimos el retiro con la Eucaristía celebrada en la parroquia de San Vicente de Paul, en este día en el que el Evangelio nos invita a ir en misión con las características descritas por el Señor al enviar a los setenta y dos discípulos, dispongámonos a ir al encuentro de las personas a las que a Él mismo le gustaría ir, a los pobres, nuestros hermanos.

CRONICA QUINTO DIA (Portugués)

CRONICA QUINTO DIA (Portugués)

Haddad - Agostino - Gregorio Gay5º dia: 1 de julho – Por uma missão compartilhada A Santa Missa deste quinto dia foi celebrada em português. Ficamos contentes em celebrar a fé pascal em nossa própria língua, confiando ao Senhor o dia que estava para começar.
As comunicações preliminares ocuparam grande parte da manhã, dando-nos o conforto e a segurança da comunhão espiritual de tantas pessoas e comunidades que nos acompanham com suas fervorosas preces. Padre J. Rybolt tomou a palavra para lançar a edição comemorativa da História Geral da CM, escrita em inglês e enriquecida por muitas imagens. O primeiro exemplar foi oferecido ao Superior Geral, em sinal de gratidão pelo apoio dado a este projeto concebido e iniciado nos dois generalatos anteriores. Cada Província recebeu também um exemplar.
Em seguida, a palavra foi dada ao Padre Joe Agostino, que discorreu sobre a
colaboração com a FV, enfatizando o amplo trabalho realizado nos campos da formação e da missão. No que se refere à formação, muito continua a ser feito pelo mundo a fora, sobretudo depois dos cursos oferecidos nos cinco continentes, graças ao empenho de um grupo de professores das Universidades da CM, coordenados pelo Secretariado para a FV, criado em 2015. No tocante à missão, foi apresentado o trabalho realizado no Haiti, em vista da promoção humana e social dos mais pobres, depois dos devastadores terremotos. Padre Aidan Rooney expôs sumariamente o esforço de manutenção e aprimoramento da página web famvin e de outros sites, hoje imprescindíveis ao alargamento da rede de comunicação entre os membros da FV, ao investimento na formação e à sensibilização para a caridade missionária. As Províncias foram conclamadas a alimentar esses veículos com conteúdos relevantes e a capacitar tradutores que ajudem na difusão da herança vicentina. Falou-nos ainda o Padre Giuseppe Turatti, na condição de coordenador da Comissão para a Promoção da Mudança de Estruturas, inteirando-nos a respeito dos passos dados pela Comissão na tarefa de esclarecer a proposta, suscitar iniciativas e encorajar projetos em andamento.
À tarde, Padre Tomaz Mavric despertou-nos para a missão compartilhada entre os
membros da Congregação de diferentes Províncias, dando a conhecer as iniciativas apostólicas assumidas em parceria pela Vice-Província São Cirilo e São Metódio e pelas Províncias de Eslovênia, Eslováquia e Polônia. O enfoque recaiu sobre a evangelização e o serviço dos pobres em países sequelados por perseguições e conflitos perpetrados por regimes totalitários na Europa Oriental. Foram apresentadas também propostas concretas de celebração dos 400 anos do carisma vicentino. Pe. Claudio Santangelo convidou-nos a voltar o olhar para o norte da África, considerando o que essa região significou para nosso fundador e expondo o que ali tem sido feito por Coirmãos de diferentes Províncias, desafiados pelo diálogo inter-religioso e pelas exigências da inculturação. O Superior Geral trouxe à Assembleia uma proposta de formação inicial integrada entre as Províncias da África, cuja finalidade é unir forças para sedimentar o espírito missionário e alargar as fronteiras apostólicas desde a admissão dos jovens à CM. Com estas e outras iniciativas, o que se espera é oferecer a São Vicente o presente de uma vivência mais convicta, comprometida e audaciosa do carisma que ele nos legou há quatro séculos.
Por fim, foi feita a primeira sondagem de preferências para a eleição do Superior Geral,
a fim de tornar mais ágil o processo de escolha que terá início na próxima semana. A oração conclusiva nos fez entrar em sintonia com a Virgem Mãe do Senhor, cujo
olhar de misericórdia sabemos sempre voltado para os pobres e para aqueles que os evangelizam e servem com amor.